Trastorno bipolar - Fundación Acorde

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trastorno bipolar

Patología Dual > Patología Dual extendido
El 60% de los pacientes con trastorno bipolar padece un trastorno adictivo (El perfil suele ser el de un varón joven con bajo nivel educativo)

Autor‐es: Dr. Ignacio Basurte Villamor. Profesor Asociado de Psiquiatría. Universidad Autónoma de Madrid. Psiquiatra adjunto al Servicio de Psiquiatría de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

MADRID, 12 Dic 2014. (EUROPA PRESS)

Dr. Ignacio Basurte VillamorAl menos el 60 por ciento de los pacientes con trastorno bipolar presenta un trastorno adictivo por uso de sustancias o adicción comportamental, algo que dificulta y retrasa el diagnóstico de este problema de salud mental, señalan desde la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD).

El manejo psicofarmacológico y psicoterapéutico de los pacientes bipolares con patología dual resulta complicado. Por un lado, escasean los estudios y ensayos clínicos que establezcan recomendaciones y, por otro, algunos de los tratamientos recomendados para el trastorno bipolar no pueden administrarse por incompatibilidad con el abuso de sustancias.

"En la práctica clínica, cuando el trastorno bipolar se complica con un trastorno por uso de sustancias, el pronóstico se ve comprometido en todos los sentidos: clínico, funcional y terapéutico", ha explicado el doctor José Manuel Goikolea, psiquiatra de la Unidad de Trastorno Bipolar del Hospital Clínic de Barcelona.

Los principales factores socio demográficos de riesgo para que los sujetos con trastorno bipolar padezcan un trastorno dual son el sexo masculino, la edad joven y el bajo nivel educativo.

En el caso de desarrollar una patología dual, el jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínic de Barcelona, el profesor Eduard Vieta, ha asegurado que ésta suele ser la adicción al tabaquismo. "Tanto los estudios epidemiológicos como los clínicos señalan que la prevalencia del tabaquismo es entre 2 y 3 veces más elevada en los pacientes bipolares que en la población general", ha precisado.
"Esto es atribuible tanto a un mayor riesgo de iniciarse en el consumo como a una menor probabilidad de dejarlo. En el único estudio controlado con adolescentes, los que padecían un trastorno bipolar tenían una probabilidad mucho más alta de comenzar a fumar que los adolescentes sin este trastorno psiquiátrico (22% frente a 4%)", ha señalado.

Por último, en relación a los tratamientos farmacológicos disponibles para trata la adicción a tabaco, los expertos advierten de que hay que tener precaución con la utilización de bupropión y vareniciclina por la posibilidad de exacerbación de síntomas psiquiátricos. Mientras que la terapia sustitutiva con nicotina es un tratamiento de primera línea en combinación con una intervención psicoterapéutica.

Razones para el uso de sustancias en Patología Dual y trastorno bipolar: Un estudio cualitativo

La patología dual en el trastorno bipolar, una de las patologías duales más prevalentes, sigue siendo objeto de gran preocupación entre los clínicos. Recientemente destacados expertos españoles (Casas M y cols. Actas Esp Psiquiatr 2008;36) han publicado un artículo en el que revisan las evidencias científicas en esta patología dual: Trastorno bipolar asociado al uso de sustancias adictivas (patología dual). Revisión sistemática de la evidencia científica y consenso entre profesionales expertos.

Este artículo que comentamos ahora es posterior a esta estupenda revisión y creemos que aporta una visión añadida muy interesante. Publicado en el Journal of Affective Disorders, por sus autores que trabajan en el departamento de Psiquiatría de la Universidad de Liverpool, analizan las razones para el uso de sustancias en el Trastorno Bipolar(TB).

Desde hace ya tiempo sabemos que entre los pacientes con diagnóstico de Trastorno Bipolar el consumo de sustancias tiene un prevalencia entre tres y nueve veces mayor que en el resto de la población, pero es ahora que se ha conceptualizado como tal la Patología Dual cuando podemos entender esta comorbilidad como un ente único y no como dos patologías aisladas que coinciden en espacio y tiempo en un mismo paciente.

Las razones para esta comorbilidad, aportada por la investigación científica incluyen la hipótesis de la automedicación, un intento de los pacientes de aliviar sus síntomas con alcohol y otras drogas; también la sugerencia de que el uso de sustancias puede ser un síntoma o un precipitante del trastorno bipolar; que ambas cuadros clínicos comparten factores dimensionales comunes como la impulsividad o la búsqueda de sensaciones; la comorbilidad con trastornos por ansiedad; o que el uso de sustancias constituye un  mecanismo de afrontamiento para manejar síntomas precoces o prodrómicos de la manía o depresión, antes de la aparición manifiesta del cuadro clínico del trastorno bipolar.

Sin embargo pocos estudios han analizado de forma sistemática las razones por las cuales los pacientes con diagnóstico de Trastorno Bipolar consumen alcohol y sustancias de abuso. En este estudio se analizaron las razones que los pacientes argumentaban para el consumo y cómo había sido el devenir de su enfermedad.

La muestra fue de 15 pacientes con historia de consumo de sustancias o consumo actual y para la investigación se utilizaron entrevistas semiestructuradas en las cuales se les pidió a los pacientes que describieran su patrón de consumo antes del diagnostico de TB, durante las reagudizaciones y durante las fases asintomáticas.

En general se vio que hubo más consumo antes del diagnóstico que después de establecerse el mismo y mas consumo en las fases de eutimia y manía que en las depresivas.

Se concretaron cinco razones por las cuales estos pacientes consumieron sustancias:

1. Consumo de sustancias en la fase previa al diagnóstico o en las fases tempranas de la enfermedad cuando el paciente no sabía o no tenía conciencia de la patología que padecía. El uso de las sustancias respondía a la necesidad del paciente de aliviar los síntomas que presentaba ya fueran depresivos o de euforia.

2. En la misma línea y una vez que los pacientes tenían conciencia de su enfermedad y de las diferentes fases por las que pasaban fueron desarrollando habilidades del manejo de las sustancias en función de sus necesidades y de su situación en cada momento.

3. Los pacientes también describieron el uso de las sustancias sencillamente como una manera de sentirse mejor.

4. Describieron que el consumo de alcohol y otras sustancias como cocaína o hachís les ayudaba a sentirse “normales” de nuevo, “como antes del diagnóstico”.

5. Por último los pacientes reconocieron que el consumo de las sustancias les ayudaba a manejar las situaciones de estrés tanto a nivel familiar como laboral. En este caso fue el alcohol la sustancia mas consumida buscando en el ayuda para el insomnio o para soportar la dureza de la enfermedad en edades tempranas.

Las conclusiones que se extrajeron de este estudio fueron resumidas en primer lugar en que el uso de sustancias surge de la experiencia personal de los afectados. El segundo principal hallazgo es que el uso de las sustancias en Trastorno Bipolar es absolutamente idiosincrático, por ejemplo que algunos pacientes refieren usar alcohol y otras drogas para ampliar o prolongar los períodos de manía, mientras otros lo utilizan para atenuar los efectos de la manía. El tercer principal hallazgo es que el uso de sustancias fue descontrolado antes del diagnóstico o en las fases precoces del trastorno bipolar; mientras que el cuarto hallazgo es que los pacientes claramente se auto medicaban.

Sin embargo, es muy difícil poder explicar de forma lógica y racional el proceso de dependencia sin aceptar que una parte importante de los pacientes que lo sufren utilizan las drogas, inicialmente, para mejorar su calidad de vida, aunque posteriormente, las  características compulsivas del consumo, los efectos crónicos de las sustancias, etc., claramente provocarán la aparición de procesos neurobiológicos que conllevará un deterioro en su vida personal.

Las principales implicaciones clínicas de esta investigación, que los lectores interesados disfrutarán, es que pacientes con trastorno bipolar y uso de sustancias pueden ser motivados a cambiar su comportamiento si su propia experiencia personal les sirve para demostrar los efectos adversos del uso de sustancias.

Además, los pacientes saben que sus estado de ánimo está íntimamente relacionado con el consumo de sustancias y sus estados de ansiedad por lo que estas patologías no deben de considerarse de una forma aislada sino como un todo único que varía en función del contexto y del momento vital en el que se encuentre cada paciente.

INFORMACIÓN
CONTÁCTANOS
Fundación Acorde
C/ Luciano Malumbres, 3 Bjo
39011 Santander (Nueva Montaña)
Tel: 942 020 666
SÍGUENOS
Enlace a Facebook Acorde   Enlace a Twitter Acorde   Enlace a Youtube Acorde  Enlace a RSS Acorde
Icono de impresión   
  
Logo de web acreditada de interés sanitario     Logo de web acreditada de interés psicológico
© Fundación Acorde 2013. All rights reserved

contador pagina web
CONTADOR VISITAS
Regreso al contenido | Regreso al menu principal