Trastorno límite de la personalidad - Fundación Acorde

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Trastorno límite de la personalidad

Trastornos de Personalidad
¿QUÉ ES?  

Término incorporado en 1980, aunque fue Stern en 1938 el primero que habla de "límite" para hablar de pacientes no neuróticos y tampoco psicóticos.
Se estima que afecta al menos al 2% de la población.
Predisposición a actuar de modo impulsivo, no teniendo en cuenta consecuencias derivadas de sus actos, además de una inestabilidad emocional, dificultades en la relaciones y con uno mismo, en el reconocimiento de su yo. Esto tiene una serie de  consecuencias: baja tolerancia a la frustración, explosiones de ira, sentimiento de vacío, indecisión ante temas vitales, confusión en cuanto a sus metas o proyecto vital.
Tiene a perdurar largos períodos de tiempo, no son conductas puntuales o esporádicas, sino una manera de funcionar en el mundo, desadaptativas y que a su vez acrecenta los conflictos a los que se enfrentan a diario.

¿CÓMO SE MANIFIESTA?

El DSM V (código 301.83) (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales), lo define de la siguiente manera:

- Patrón dominante de inestabilidad de las relaciones interpersonales, de la autoimagen y de los afectos, e impulsividad intensa, que comienza en las primeras etapas de la vida adulta y está presente en diversos contextos, y que se manifiesta por cinco (o más) de los siguientes hechos:

  1. Esfuerzos desesperados para evitar un abandono real o imaginario.
  2. Patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación
  3. Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.
  4. Impulsividad en dos o más  áreas que son potencialmente autolesivas para sí mismos (Ej.: gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida).
  5. Comportamientos, actitud o amenazas recurrentes de suicidio, o de conductas autolesivas.
  6. Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (por ej.: episodios de intensos de disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y raras vez, más de unos días)
  7. Sensación crónica de vacío
  8. Enfado inapropiado e intenso o dificultades para controlar la ira (por ej.: muestras frecuentes de mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes)
  9. Ideas paranoides transitorias relacionadas con el estrés o síntomas disociativos graves

¿CÓMO SE TRATA?

Es necesario un tratamiento a largo plazo para lograr un reajuste, un aprendizaje y facilitar algunos cambios. Tras el período de evaluación y el diagnóstico, es necesario un tratamiento que integre los factores anteriormente señalados: biológicos, psicológicos y sociales, que incluya a la persona y a su entorno inmediato. Es importante:

  • Lograr una buena alianza terapéutica. Establecer una relación óptima, cercana, de seguridad, entre paciente y terapeuta, que sirva como nexo de unión, y base para el tratamiento, para mantener el proceso terapéutico y construir la motivación para el cambio del paciente.
  • Aportar información sobre la patología, evaluación y tratamiento, a través de guías, talleres o sesiones individuales y familiares psicoeducativas.
  • Favorecer la autonomía de la persona, necesitando su compromiso y participación activa.
  • Tener en cuenta a las personas que conviven con esa patología. el pronóstico está relacionado con los apoyos significativos que tenga el paciente en cuestión.
  • Evaluación contínua del estado y evolución del paciente, con un seguimiento personalizado a sus necesidades.
  • Identificar factores predisponientes y precipitantes para tenerlos en cuenta a lo largo del tratamiento y poder prevenir las crisis, así como fomentar el autoconocimiento y la auto-regulación.

Es necesario señalar la especial atención que requieren las conductas de riesgo, autolesivas o tentativas suicidas.
Tras la conclusión de un tratamiento efectivo se aprecia disminución o incluso remisión de síntomas.
Es importante considerar la elevada estigmatización de este tipo de trastornos, por lo que se necesita la máxima información a través de fuentes expertas para potenciar su visibilidad, y comprensión acerca de la convivencia de las familias con este trastorno.

INFORMACIÓN
CONTÁCTANOS
Fundación Acorde
C/ Luciano Malumbres, 3 Bjo
39011 Santander (Nueva Montaña)
Tel: 942 020 666
Icono de impresión   
  
© Fundación Acorde 2013. All rights reserved

Regreso al contenido | Regreso al menu principal